«La economía azul es esencial para garantizar una recuperación sostenible tras la pandemia y la guerra»

publicado en: Blog | 0

María Gálvez del Castillo Luna, oceanógrafa y ambientóloga, tiene una amplia experiencia vinculada a la Economía Azul. Ha trabajado como analista, gestora de proyectos, técnica e investigadora en instituciones tan diversas como el Grupo de Acción Local Pesquero de la Comarca Noroeste de Cádiz, la Universidad de California en Los Ángeles, la Fundación del Campus de Excelencia Internacional del Mar, en una empresa multinacional o el Congreso de los Diputados de España.

Tiene experiencia emprendedora y en el acompañamiento a emprendedores, y, además, es miembro, colaboradora y consultora de diferentes entidades, plataformas, redes y medios de comunicación internacionales.

Incubazul tiene la suerte de contar con ella como mentora. Y responde a nuestro cuestionario.

 

¿Cuáles son tus áreas de especialización?

Son diversas. Comenzando por la economía azul sostenible, la presentación y gestión de proyectos o la gobernanza del cambio climático, pasando por la interrelación ciencia-política y la transferencia del conocimiento. Los sistemas socio-ecológicos y servicios ecosistémicos, la gestión integrada de áreas litorales hasta llegar a la financiación de la economía azul sostenible, completan éstas áreas.

¿Qué experiencia tienes con el emprendimiento? ¿Y con la economía azul?

Siempre he sentido una gran fascinación por el mundo marino y las áreas litorales. Soy oceanógrafa y ambientóloga, con un Máster en Gestión Integrada de Áreas Litorales, un posgrado en Unión Europea por la Escuela Diplomática de España y otro en Dirección y Gestión de Proyectos (PMP) por la EOI Business School. Continuando con mi tesis doctoral en el programa de doctorado en Gestión y Conservación del Mar de la Escuela Internacional de Doctorado en Estudios del Mar (EIDEMAR, Universidad de Cádiz) y estancias internacionales en instituciones de Italia, México, Reino Unido y en Los Estados Unidos de América.

Mi amplia trayectoria profesional siempre ha estado vinculada al mar, al medio ambiente y a la economía azul, desde distintos ámbitos: universidad, administración, política, empresa y ONG. Contando, también, con experiencia emprendedora en iniciativas como Cádiz Experience y Smart Blue Lab.

En los últimos años una de mis actividades principales se centra en el asesoramiento, presentación y gestión de proyectos destinados a la economía azul y al desarrollo sostenible de las comunidades costeras. Además, soy miembro, colaboradora y/o consultora de diferentes entidades, plataformas, redes y medios de comunicación internacionales.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan las personas emprendedoras en economía sostenible en general y en economía azul, en particular?

Nos enfrentamos a grandes retos, pero también a grandes oportunidades. La economía azul puede contribuir en gran medida a las ambiciones ecológicas de Europa.

Una economía azul sostenible es esencial para alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo, potenciar la transición ecológica y para garantizar una recuperación sostenible e inclusiva, tras las consecuencias de la pandemia y de la guerra de Ucrania.

La transición a una economía azul sostenible exige, por tanto, invertir en ideas y tecnologías innovadoras destinadas a: alcanzar los objetivos de neutralidad climática y contaminación cero; favorecer la economía circular y reducir la contaminación; favorecer la adaptación al cambio climático y la resiliencia de las costas; garantizar una producción y comercialización de alimentos más sostenible y seguros; mejorar la gestión del espacio en el mar y de los recursos marinos y a potenciar un turismo y movilidad más sostenible.

¿Qué supone ser persona mentora en Incubazul?

Ser mentora de Incubazul es un gran privilegio y una oportunidad. Considero que no hay muchas actividades tan gratificantes como esta, de poder acompañar y ver crecer iniciativas innovadoras de economía azul, que permitan el desarrollo territorial e incrementen la resiliencia de las comunidades costeras.

¿Qué crees que puedes aportar a las empresas incubadas?

Creo que puedo aportar, fundamentalmente, mis conocimientos multidisciplinares, un gran entusiasmo y una amplia experiencia en economía azul, y en otros ámbitos relacionados.

Todas estas experiencias me han permitido crecer y adquirir habilidades sociales, analíticas, de gestión en contextos multidisciplinares e internacionales.

¿Cómo acompañas a las startups durante el proceso de aceleración?

Diseñando un plan de trabajo personalizado con objetivos e hitos claramente identificados para cada una de las startups, teniendo en cuenta sus particularidades, estado, necesidades y metas. Siendo fundamental el seguimiento y acompañamiento durante todo el proceso, hasta alcanzar los resultados esperados con éxito.

¿Animarías a otros emprendedores a unirse a Incubazul? ¿Por qué?

Incubazul pretende atraer y fomentar el talento y las ideas con los océanos y los mares como foco principal, siendo una gran oportunidad para las personas emprendedoras en el ámbito de la economía azul.

Además de las mentorías, ofrece un programa integral de aceleración con un espacio (físico y virtual) con startups de gran potencial, un programa de formación, un maravilloso espacio de incubación con oficinas individuales, zonas de coworking y vistas al mar, networkings y eventos para establecer nuevos contactos, acceso y acompañamiento a financiación, acceso a infraestructuras de investigación y tecnológicas, visibilidad en medios de comunicación, entre otros servicios.

Por supuesto, recomiendo y animo a las personas emprendedoras a unirse a Incubazul.