Invertir en azul y ser socialmente responsable están de moda

publicado en: Blog, Noticias | 0

inversion_sostenible_web_incubazul

La importancia de la economía azul hace presagiar un auge en las startups y el interés de los inversores

Se llama ESG y son las siglas que hacen referencia a los factores que convierten a una compañía en sostenible a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno. Todo eso, claro, sin descuidar nunca los aspectos financieros. Es la evolución que ha experimentado en los últimos tiempos la Inversión Socialmente Responsable (ISR).

La base para identificar si una estrategia está enmarcada en los criterios ESG está en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Éstos fueron fijados por la ONU en 2015. Uno de ellos, el 14, es el que se refiere a “La vida bajo el agua” y tiene que ver con la conservación y utilización de los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. Cumplir con estos objetivos requiere cambiar múltiples procesos productivos y buscar otra forma de hacer las cosas. Y esto exige inversiones anuales de entre 5 y 7 billones de dólares.

La economía azul, la que tiene que ver con las actividades en torno a los océanos, ya cuenta también con sus “blue investors”. Cada vez más los inversores buscan que sus decisiones tengan un impacto positivo en la sociedad a largo plazo. Y en este contexto, una de las vías más interesantes para invertir en la economía azul son los llamados bonos azules (blue bonds), que tienen mucha relación con el ODS anterior.

El primer programa en el mundo en esta línea fue el Seychelles Sovereign Blue Bond. Éste surgió en octubre de 2018 por un importe de 15 millones de $ con vencimiento a 10 años y devengo de un cupón anual del 6,5%. Pretendía salvar las 115 islas de Seychelles que están bordeadas por coral promoviendo un instrumento financiero pionero diseñado para apoyar proyectos marinos y pesqueros sostenibles. Aunque la suma recaudada fue pequeña, sirvió como prueba del concepto bonos azules. Luego se han ido sucediendo las lanzadas por otros países como Belice o Ecuador.

A este respecto, algunos expertos esperan un crecimiento similar de los bonos azules al que han vivido los verdes.

Opciones de negocio e innovación azul

Pero si pensamos en términos de startups y nuevas iniciativas basadas en la tecnología, estamos de enhorabuena. Abrir una ventana a identificar, atraer y acelerar ideas que partiendo del mar solucionen problemas de cualquiera de las industrias que conforman este sector es un acierto.

Hay oportunidades para la pesca tradicional, para el turismo costero, para la navegación marítima, para los esteros y salinas,….para los deportes acuáticos….todas estas líneas de negocio están abiertas a la innovación. En Incubazul lo sabemos y de ahí nuestra apuesta porque en Cádiz se atraiga este talento.

La consecuencia natural de atraer este talento azul es que surja el interés de los inversores que también buscan estos proyectos. Estamos hablando de inversores particulares y Business Angels que se interesan por las propuestas revolucionarias que se están ejecutando en el entorno de la economía azul. Algunos ya vienen de manifestar una sensibilidad social o medioambiental en sus inversiones, de alinearse o preocuparse por los ODS y que tienen criterios ESG “en vena”.

Empresas que triunfan

Hay ejemplos de startups que triunfan, que gustan, que están asociadas al impacto positivo que dejan sus soluciones. En muchos casos trascienden del ámbito verde o social. Tenemos todos la referencia de Ecoalf y el interés de su creador (Javier Goyeneche) por recoger basura marina y convertirlo en populares prendas de vestir. Pero hay otros ejemplos como las velas rígidas de Bound4blue , las gafas/relojes hechas de antiguas redes de pesca de Sea2sea, la compañía de bebidas Ocean52 o los drones submarinos teledirigidos de Nido Robotics.

Seguro que se produce un giro en el color de los inversores más sensibles a los proyectos socialmente/medioambientalmente responsables (ej. Shi2b, Ashoka, La Bolsa Social,…) , un cambio del verde al azul a medida que la economía azul tenga más visibilidad gracias a aceleradoras y programas que pongan foco en este vertical.

La economía azul es la séptima economía del mundo en términos de PIB (24,2 billones de dólares) y factura 2,5 billones de dólares al año. Atrae a empresas particulares y, sobre todo a Gobiernos, y es el foco de tracción de muchos inversores. Paciencia que empezarán a pensar en invertir en azul y en interesarse por localizar dónde surgen estos proyectos de impacto que requieren de fuentes de financiación para hacer escalar sus soluciones a nivel global.

 

 

Nacho_Morales_Incubazul

 

 

 

Nacho Morales Conde, Consultor de Estrategia e Innovación Abierta en Telefónica.

 

Fuentes

Qué son los criterios ESG y para qué sirven (deloitte.com).

Economía azul: la próxima revolución sostenible (eleconomista.es)

Los bonos azules canjean deuda por protección de los mares | Mercados | Cinco Días (elpais.com)

Qué es la blue economy y qué tiene que ver con los océanos (muyinteresante.es)

Economía azul. Oportunidades de negocio (emprendedores.es)

5 startups que cuidan los mares y océanos desde la economía azul | Blog MÁSMÓVIL Negocios (masmovil.es)

13 proyectos innovadores que buscan dejar huella en la sociedad – Emprendedores.es